Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Una mujer y su hijo recién nacido se encuentran graves, luego de una presunta negligencia médica en la clínica El Chipe, a donde llegaron, ya que los galenos recomendaron practicarle una inducción. Según denunció Miguel Tezén Castillo, padre de la mujer, al no funcionar el procedimiento, sometieron a la paciente a una cesárea para el nacimiento del bebé.

Aparentemente todo había salido bien; sin embargo, a los pocos minutos, los médicos informaron que la salud de ambos era grave y, sin brindar mayores detalles, pidieron a los familiares acudir a otro centro médico. Ante la desesperación de la familia, llevaron a la madre y a su pequeño a otra clínica, en la cual informaron que el recién nacido había consumido líquido amniótico con heces.

“Los médicos de la clínica El Chipe nunca nos dijeron qué es lo que había pasado con mi nieto, solo nos lo entregaron como si fuera un paquete envuelto. No se hicieron cargo, nosotros hemos trasladado al bebé en un taxi por cuenta propia. A pesar de que estaba con oxígeno, nos lo entregaron sin nada”, expresó.

Por su parte, el padre del menor, Frank Naquiche, aseguró que, después de reclamar a los médicos, estos le ofrecieron S/ 2.000 para cubrir los gastos de la clínica donde ahora se recuperan madre e hijo.

Fuente: La República.