Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Un juez de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, de su sede en el valle Jequetepeque fue denunciado por atentar contra la ética y la moral ante la Oficina de Control de la Magistratura (Ocma), por supuestamente haber enviado fotografías a abogadas litigantes mostrando su miembro viril.

Por el momento el nombre de la denunciante y el denunciado se mantienen en reserva, toda vez que se trata de un caso que está en proceso de investigación. Lo cierto es que la denuncia indica que en diferentes grupos de WhatsApp de la provincia de Pacasmayo está circulando fotografías de una persona con terno y saco, con una medalla y cinta blanca detrás de un escritorio, mostrando su miembro viril.

Esta acusación lo podría perjudicar, al ser despedido del puesto laboral que ocupa desde hace más de diez años en calidad de supernumerario (suplente),

En la denuncia se señala que se procedió a ingresar las pruebas y el escrito ante la OCMA, ya que otras personas han presentado las copias y las pruebas a la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (Odecma) de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, pero que no se ha tomado interés al asunto, bajo el argumento de que se trata de cuestiones privadas del juez.

En la denuncia ante la OCMA se señala: “Una persona puede tomarse fotos en forma privada, no atenta contra la moral ni la ética de su profesión; sin embargo, en el presente caso, se trata de un magistrado, quien debe ver entre otros casos, violaciones de menores o cualquier delito de este orden, por lo que se considera que el hecho de estar mandando esta clase de fotos: con saco o terno y lo que da mayor gravedad a los hechos es que esté con la medalla de juez, pudiendo suponer que lo está realizando en horas de trabajo”.

Se advierte además que las fotografías fueron enviadas y están corriendo en las redes sociales, otro dato es que no se trata de una galería personal, sino la captura de pantalla de una transmisión en vivo realizada por WhatsApp, por lo que está incurriendo contra la ética y la moral.

“Se concluye que se trata de hechos morbosos, pornográficos y que pueden ser colocados como actos personales, ya que el solo hecho de estar vestido con medalla, es un irrespeto a la condición de magistrado, encargo de administrar justicia”, se enfatiza en la denuncia.

Artículo anteriorCulminación de Palo Redondo permitirá el riego de 17 mil hectáreas de cultivo
Artículo siguienteÁncash: Contraloría alerta riesgos en obra paralizada de la Municipalidad de Huarmey