Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

No cabe duda que la pandemia se convirtió en uno de los principales catalizadores de cambio en la interacción de los peruanos con la industria financiera. La digitalización de productos y servicios financieros le permitió a las personas y negocios seguir realizando transacciones incluso bajo entornos marcados por el distanciamiento, y se constituyó en un medio fundamental para la promoción y la aceleración de la inclusión financiera en el Perú.

Sin embargo, según las cifras recogidas por el reciente Estudio de Inclusión Financiera y Digitalización de Credicorp, elaborado por Ipsos en siete países de la región (Perú, Chile, Bolivia, Colombia, Ecuador, México y Panamá).

De acuerdo con el estudio, hoy 7 de cada 10 peruanos todavía no usan plataformas digitales para transacciones financieras y el país se ubica, junto a México, como el de menor nivel de digitalización (30%) en el uso de servicios y productos financieros, entre los países evaluados.

Así, si bien el Perú registra un alto nivel de usuarios aún por digitalizar, a la vez muestra un relevante porcentaje de usuarios recurrentes (21%, el cuarto más alto de los países evaluados) y un reducido grupo de usuarios ocasionales (9%).

“Estas cifras evidencian la necesidad y oportunidad que tenemos como país para seguir impulsando una digitalización que, además, se traduzca en inclusión financiera”, indicó Enrique Pasquel, Gerente de Asuntos Corporativos de Credicorp.

El estudio también refleja el avance disímil que tiene la digitalización financiera entre los diversos subgrupos poblacionales del país. Según las cifras recogidas, en cuanto a ámbito de residencia la mayor oportunidad de crecimiento en el uso de las soluciones financieras digitales se encuentra en el ámbito rural, donde el 88% de personas son consideradas usuarios no digitales; por encima del promedio regional (78%) y del 66% de usuarios no digitales registrado en el ámbito urbano peruano.

En el ámbito rural peruano, apenas el 6% son usuarios digitales recurrentes de este tipo de soluciones (25% en el ámbito urbano) y el otro 6% son usuarios ocasionales (9% en el ámbito urbano).

Artículo anteriorCongreso: Ministro del Interior deberá responder por el secuestro de periodistas
Artículo siguienteFamilia: ¿Cuándo se pierde la tenencia o patria potestad de un hijo?