MPT colocará casetas en 4 puntos críticos más para evitar arrojo irresponsable de la basura

0
444

Las medidas tomadas por la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) para evitar el arrojo indiscriminado de residuos sólidos no se detienen. Y es que, luego de haberse colocado una caseta de seguridad en la av. González Prada, esta acción se replicará en otros cuatro puntos críticos de la ciudad, donde se han convertido en vertederos de basura, maleza y desmonte.

Hasta este momento, son cinco los lugares identificados, donde se ha recogido, en lo que va de setiembre, más de 2 mil 500 toneladas de desechos sólidos. En los próximos días, se instalará un módulo de vigilancia en la prolongación Francisco de Zela, que registró 960 toneladas.

«Tal como dijimos días atrás, venimos coordinando entre las distintas gerencias y el Segat, a fin de que personal de Seguridad Ciudadana resguarde las zonas críticas identificadas e intervenga a los irresponsables que ensucian la ciudad. Recordemos que ya está en camino nuestra propuesta de arresto ciudadano, contra esos inescrupulosos, en el pleno del concejo», manifestó el alcalde provincial José Ruiz Vega.

Cabe precisar que el Segat se encuentra Trabajando en sus tres turnos y haciendo uso de su maquinaria como volquetes, camiones recolectores, cargadores frontales y otros de suma utilidad, dada la ingente cantidad de residuos arrojados en plena vía pública.

Además de las dos zonas críticas mencionadas (av. González Prada y calle Zela) -donde juntas sumaron 1 mil 830 toneladas de desperdicios recogidos en lo que va del presente mes-, existen otros tres puntos álgidos, como:

El cruce de las avenidas Ricardo Palma e Industrial, donde se extrajo 153 toneladas y se encuentra a la espera de la vigilancia respectiva.

Asimismo, la prolongación Antenor Orrego, de donde se realiza el retiro de 76 toneladas cada 15 días; mientras que en cruce de las avenidas Federico Villarreal y Los Laureles, registró 576 toneladas.

El Segat no solo ha limpiado estas zonas, sino también procedió al sembrado de césped y arbolitos, buscando que también se conviertan en pulmones de la ciudad.