Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de La Libertad, a cargo del fiscal provincial Luis Gustavo Guillermo Bringas, realiza la diligencia de detención preliminar, allanamiento, registro de inmuebles y oficinas e incautación de bienes de una presunta organización criminal que operaba en el interior de la III Macro Región Policial La Libertad.

La orden de detención se ejecuta en contra del exjefe de la III Macro Región Policial La Libertad, Lucas Nuñez Córdova; el exjefe del Área de Logística de la III Macro Region Policial La Libertad, comandante PNP Raúl Tapia Aranda; los suboficiales Wilson Llamo Corrales, Luis Romero Asenjo; y los proveedores Giovanna Luna Rojas, Elena Puente Oliver, Yesenia Acuña Guillén, Luis Vásquez Muñoz, Lidia Romero Asenjo, Michel Lanao Salvatierra, Orfelina Morales Camargo, Luzgardo Sánchez Tisnado y Ayda León de Pretel.

Los negociados que se habrían cometido al interior de la III Macro Región Policial La Libertad fueron expuestos en nuestra saga investigativa: «Inmunotransparencia Policial», en la que se identificaron a proveedores todo terreno y cómo operaria la red de corrupción al interior de la institución castrense.

La operación de detención y allanamiento se realiza de manera simultánea en viviendas y oficinas ubicadas en los distritos de San Martín de Porres, Santiago de Surco, San Juan de Lurigancho, La Molina, Chorrillos y San Borja (Lima). Asimismo, en inmuebles ubicados en Chiclayo, Monsefú (Lambayeque); Moche, Pacasmayo, Víctor Larco y Trujillo (La Libertad); Contumazá (Cajamarca); y en La Perla (Callao).

Esta organización criminal era liderada por el general PNP Nuñez Córdova, exjefe de la III Macro Región Policial La Libertad, a quien se le atribuye haber aprovechado la estructura de esta institución y el poder de decisión e influencia que tenía como jefe de la misma para beneficiar a ciertos proveedores en procesos de compra directa durante el estado de emergencia sanitaria por Covid- 19.

El modus operandi de esta presunta organización criminal era a través del ‘ruleteo’ de proveedores, es decir, las mismas empresas ganaban las contrataciones directas de manera intercalada. Para este fin, los investigados utilizaban cotizaciones y proformas de falsos proveedores para dar apariencia de pluralidad de postores y de precios. Sin embargo, quienes finalmente eran invitados a cotizar para una misma contratación directa eran los proveedores estrechamente vinculados a esta organización.

Cabe precisar que, en muchos de los casos, estas empresas eran representadas por esposas de algunos altos oficiales de la Policía Nacional, con vínculo directo o cercano al entorno del general Lucas Núñez Córdova; y, en otros casos, por relaciones entre efectivos policiales de mando medio que se conocen y tienen amistad desde su ingreso a la Escuela de Suboficiales de la Policía Nacional.